Calcio para los Dientes

El calcio es uno de los minerales más comunes que se encuentran en todo organismo vivo, por lo que cumple diversas funciones que resultan esenciales para que cada ser pueda mantenerse saludable.

Es indispensable para la formación, desarrollo y el fortalecimiento de la estructura ósea, así como también en los dientes de las personas y animales. Por esta razón, debemos procurar consumir alimentos ricos en calcio para mantener una dentadura fuerte y sana a lo largo de nuestra vida.

El calcio en los dientes funciona fortaleciendo el esmalte para que este sea resistente a las agresiones de los diferentes productos que consumimos y que pudiesen causar daños en las piezas dentales.

De igual manera, una persona que consume calcio habitualmente protege su dentadura de la erosión que ocasionan diferentes bebidas y alimentos de manera progresiva, y que los llevan a ser vulnerables a las caries.

Por todo esto, los especialistas recomiendan una dieta rica en calcio, incluyendo todo tipo de alimentos que contengan este valioso mineral en varias porciones al día. Los lácteos como el yogurt, el queso y la leche son una fuente de abundante calcio, pero además están legumbres como los garbanzos y alubias, también los vegetales como brócoli, espinaca, acelga y los frutos secos, entre los que están las almendras, cacahuates, nueces.

Cuando nuestros niveles de calcio disminuyen, los huesos y los dientes son los que sufren las consecuencias pues para suplir la falta del mineral, estos se descalcifican, debilitándose progresivamente haciéndolos propensos a caídas de piezas dentales o fracturas con gran facilidad.

Por ello, si con la alimentación no cubres la demanda de calcio de tu organismo, el médico te puede recomendar suplementos para complementar la ingesta del mineral, además incluir la vitamina D, que es la que ayuda a la fijación del calcio en el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *